Amado Favila González Hevia, cofrade de honor

 

12121  Qué podemos empezar diciendo de alguien que los monumentos más representativos que conservamos en nuestro Concejo, de forma tan desinteresada como magistral, nos ha mostrado llenos de su luz, de su color tan especial, de sus personales trazos, en unas hermosísimas láminas, en unos óleos que ya van a formar parte de nuestra historia. Querido Favila, ¿cuántos comentarios preciosos, sin el peso específico de la a veces implacable crítica, y con toda la sana admiración, hemos oído de ti y de tu obra, en estas semanas en nuestro pueblo? Así ya sabemos de tus numerosos éxitos, de tu inmensa calidad artística, de tu prestigio, de tus premios; pero te podemos asegurar que las sencillas expresiones de admiración de alabanza de los vecinos de La Foz, de Morcín, por tu aportación y visión de estas humildes joyas arquitectónicas, te emocionarían con la misma intensidad que tú lo has hecho con nosotros. Eternas gracias.

Estamos hablando de Amado Favila González Hevia, que nace en Grao, en 1954 y al que el arte ya rodea desde niño, no en vano su padre era el escultor Amado González. Favila cursó estudios de Bellas Artes en la Universidad de San Carlos de Valencia, donde se licenció en el año 1980.

Ha participado en numerosos certámenes de arte, obteniendo premios y un incesante prestigio, recibiendo de forma continua encargos de organismos públicos,Ayuntamientos e instituciones de diferente naturaleza para la creación de obras de inconfundible estilo «faviliano», tanto esculturas como murales y pinturas que pueden ser admiradas en plazas y calles, en iglesias y parques de la geografía asturiana y de otras regiones de España.

El pasado año la Escuela de Artes y Oficios de Avilés, de la que es jefe de Estudios y profesor de Pintura, Modelado y Grabado, le otorgó su Medalla de Oro.

Desde la humildad para admirar tu obra y tu comportamiento hacia nosotros, te enviamos un abrazo en el arte y en la cultura, por la que tanto trabajas con la aportación de tu fantástico legado y la formación de los jóvenes. Muchísimas gracias.