Contenido integro de los estatutos de la Cofradía de Amigos de los Nabos

 
Artículo 20. Son deberes de los cofrades:
  •  Satisfacer las cuotas que se señalen en la Asamblea General y a las que se obliguen en Asamblea Extraordinaria.
  •  Desempeñar los cargos para los que resulten elegidos, salvo casos de impedimento justificado.
  •  Observar en todo momento el cuerpo legal de la Cofradía.
  • Colaborar amistosa y lealmente en las actividades de la Cofradía.
  •  Asistir con voz y voto a las asambleas.
Artículo 21. La condición de cofrade se pierde:
  • Por la voluntad del que lo sea.
  • Por la reiterada ausencia injustificada a más de cuatro reuniones en un solo año.
  • Por desobediencia grave a los acuerdos de la Asamblea General Ordinaria o de la Junta de Gobierno.
  • Por acuerdo de la Junta de Gobierno refrendado por la Asamblea General.
  • La conversión del cofrade a un culto o religión que impida la ingesta de nabos o sus sacramentales compañeros el gochu y les casadielles.
Artículo 22. Los cofrades renunciarán a demandar judicialmente los actos de la Cofradía, resolviéndose las posibles disputas dentro de los órganos rectores.  
Capítulo IV. Régimen económico
Artículo 23. El presupuesto anual para el primer año de funcionamiento de la Cofradía será de 360 euros, aportados por los cofrades fundadores, fijándose en Asamblea General las cuotas que deberán abonar los cofrades y la periodicidad de las mismas.Dicho importe se considera como el patrimonio inicial de la Cofradía. El ejercicio económico de la Cofradía será anual y su cierre tendrá lugar el 31 de diciembre de cada año. Artículo 24. El patrimonio de la Cofradía, al margen del señalado como inicial de 360 euros, será el que se vaya acumulando por las actividades de los cofrades y pago de sus respectivas cuotas, teniéndose muy en cuenta que esta Cofradía entiende que el dinero debería ser como los propios nabos, es decir que sirve sólo para el año y luego pudrirse. No obstante, en todo caso, en el supuesto de disolución de la Cofradía, y si en ese instante se dispusiera de fondos o patrimonio, serían entregados en su totalidad a una entidad, sin ánimo de lucro, dedicada a la lucha por la defensa de la salud y la evitación de la pobreza de los niños del denominado Tercer Mundo. En consonancia con lo anteriormente expuesto, se significa que los recursos económicos de la Cofradía estarán vinculados de forma principal a las cuotas de los cofrades y a las actividades generadoras de ingresos que puedan desarrollarse en el futuro y que sean aprobadas por la Asamblea General.  

Disposiciones generales

Artículo 25. Independientemente de los presentes Estatutos, la Junta de Gobierno podrá disponer de las normas de régimen interno, que estime oportunas, en aras al mejor funcionamiento de la Cofradía, y siempre que no supongan confrontación con las disposiciones legales vigentes. Artículo 26. La duración de la Cofradía de los Amigos de los Nabos de la Foz de Morcín se supone ilimitada en el tiempo y en todo caso superior a los 105 años que vivió Antón de Padua, inspirador del amor por los animales, especialmente el gochu, al extremo de estar representado por un lechón a sus pies, y del consumo de nabos y casadielles el día 17 de enero en que le recordamos con un regusto sin igual. En todo caso la Cofradía se disolverá voluntariamente cuando así lo acuerde la Asamblea General Extraordinaria, convocada al efecto, por una mayoría de dos tercios de los cofrades.